Escuela, escuela…

La escuela es vida. La vida es escuela.

Invocar la justicia

Deja un comentario

2017-04-11 16.59.50

¡No es justo!

Eso es exactamente lo que pensó cuando se encontraba en el suelo, dolorido y cabreado, justo antes de que la oscuridad absorbiese todo lo demás.

Seguramente todo sucedió en un intervalo de unos quince segundos; pero en un lapso tan escaso como la mitad de lo que dura un anuncio corto en la tele a él le dio tiempo a pensar mucho. Le bastó para recordar cómo por un error estúpido se ríen de Warren Beatty; cómo por escuchar las banalmente redactadas noticias deportivas se mofan de Rafa Nadal o de cualquier otro/a deportista que ya no gana un trofeo, o cómo se desprestigia a un compañero de profesión cuando porque, aunque poseedor de una trayectoria educativa impresionante, un día, harto de escuchar estupideces dejó con la palabra en la boca a un inspector para después insultarle llamándole incompetente.

Es injusto que Warren sea recordado por la equivocación con la papeleta del Oscar y no por su trabajo en Bonnie and Clyde o en su perturbador Bugsy. Injusto y propio de ignorantes, dicho sea de paso.

Es injusto que se haga hincapié en las derrotas de quienes algunas veces, no pocas, han sido grandes campeones y referentes de un deporte con el fin de menospreciarles en sus horas de declive. Injusto y mezquino.

Es injusto que se juzgue a alguien por un último o penútimo acto sin valorar todo lo que de valioso hay en su acción anterior… Injusto y propio de envidiosos/as.

Pero así es como vivimos. Amasando todos los recuerdos y vivencias del pasado en una especie de pasta difusa y espesa que oculta grandes hechos cargados de valor, escondiendo sus brillos y evitando con pereza los detalles de antaño para dar lustre y agudeza a cualquier asunto actual que, por ser de dominio colectivo, resulta ahora mucho más apetecible poner en valor…

Todo eso había estado pensando mientras podaba aquel enorme seto de tres metros de altura y dos y medio de ancho. Lo había hecho ya muchas veces y, ahora que ya tenía mejores herramientas y un buen andamio, trabajaba más rápido, aunque siempre con precaución. Controlaba siempre el peso de su cuerpo asegurando que toda la bota pisaba firme, incluso en el borde mismo de la plataforma; hacía los giros teniendo siempre en cuenta los límites de la maniobra y la distancias a otros objetos y ramas; soltaba el pulsador del motor antes de llegar cerca del límite de sus fuerzas para no desequilibrarse; enganchaba la vara telescópica de la máquina al arnés…

Quizá si esto último no lo hubiera hecho esta vez, cuando los dientes de la cortasetos no terminaban de devorar por completo aquella rama inusualmente gruesa y él acabó tironeando de ella hasta perder el equilibrio que todas las veces le acompañaba, el resultado hubiera sido otro. Quizá en la caída, suelta la máquina y con sus manos libres por completo, hubiera amortiguado el golpe…

Al menos el segundo, el que le provocó el dolor tan agudo que atrajo la oscuridad al fin. El de la piedra que estaba allí en el suelo. El que le hizo pensar que todo no vale de nada cuando algo que no controlas llega y atraviesa tu vida.

No es justo. Pero así es.

Esto es lo que, al fin, le dio tiempo a pensar… Y que no sirve de nada invocar la justicia; mejor invocar una vida sincera y, mientras no llegue lo incontrolable, plena.

Anuncios

Autor: javramiro

Tutor en tercer ciclo de Primaria. Convencido de la necesidad de cambiar la metodología en la escuela... y mantener nuestra ilusión de maestros-as. Y sabedor de que todo lo que acontece en la escuela es vida, a la vez de que la vida es, como dicen los antiguos, la mejor escuela... En el blog escribo sobre la escuela y sobre la vida. ¿Acaso son cosas distintas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s